Aumenta a 43 muertos el balance de la oleada de atentados en Irak

Incluidos dos coches bomba contra un puesto de control policial en el aeropuerto internacional de Bagdad, según un nuevo balance de la Policía.
Los atentados se han producido en Kirkuk, Tuz Khurmato y Samarra, en el norte, en Nassiriya, en el sur, y junto al aeropuerto internacional de Bagdad. El ataque más letal se produjo en Tuz Khurmato, a 170 kilómetros al norte de Bagdad, donde murieron cinco personas y 67 resultaron heridas a causa de la explosión de cuatro bombas contra varias patrullas de la Policía, según fuentes oficiales.
Asimismo, dos personas han muerto y 17 han resultado heridas tras la explosión de dos coches bomba en un puesto de control policial situado en el perímetro de seguridad que rodea el aeropuerto internacional de Bagdad. Según fuentes policiales, los dos vehículos estallaron, con escasos segundos de intervalo, mientras eran sometidos a un registro rutinario. Los fallecidos son dos pasajeros que se dirigían al aeropuerto.
Los ataques no han sido reivindicados de momento, pero coinciden con la oleada de ataques del Estado Islámico de Irak, la rama de Al Qaeda en el país, y de otros grupos armados suníes contra el actual Gobierno, presidido por el chií Nuri al Maliki.
El próximo sábado se celebrarán en Irak las elecciones para cubrir 450 escaños en los consejos provinciales, una votación que podría ayudar a comprobar las posibilidades políticas de Al Maliki de cara a las elecciones parlamentarias de 2014 y el grado de estabilidad política en que quedará el país cuando se hayan retirado las tropas estadounidenses.
Una decena de candidatos han sido asesinados en lo que va de campaña, incluidos los dos dirigentes políticos suníes que fallecieron este pasado fin de semana: Hatem Al Dulaimi, un candidato laico y moderado del Frente Al Ensaf, muerto a tiros el sábado en Baiji (a 180 kilómetros al norte de Bagdad), y Nayim Al Harbi, muerto ayer domingo en un atentado con bomba en la provincia de Diyala. Al Harbi mantenía contactos con el viceprimer ministro Salé Al Mutlaq y era partidario de la conciliación con Al Maliki.
http://www.europapress.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *