Chevrolet Corvette vs Ford Mustang Shelby GT

Por Patricio Salgado.- Ford Mustang Shelby GT y Chevrolet Corvette, dos autos que comparten varias características como enormes V8, una imagen agresiva y una gran capacidad generadora de adrenalina. Comparamos a estos deportivos, dos modelos que ya son unos auténticos clásicos en vida.
Hay batallas que se libran una vez en la vida y difícilmente se repetirán. Pero hay otras que resisten el paso de los años, las décadas, y siguen generando pasión, controversia, emociones de todos colores. Tal es el caso del Chevrolet Corvette y del Ford Shelby GT500; dos ejemplares –o rivales, mejor dicho- que libran una interminable lucha prácticamente desde su concepción. ¿Cuál es más potente?, ¿cuál acelera mejor?, ¿cuál es más contundente?, ¿cuál más agresivo? Una afrenta que se gana con números pero también con sensaciones.
Ya no basta ser el más rápido en el 0-60 mph, sino que ahora también se considera (y con mucho valor) la capacidad de frenado y el aplomo en una curva con todo lo que implica, como la dirección y la inclinación de la carrocería, por citar sólo un par de factores. Y es que los tiempos cambian, ya no basta ser bueno en un sólo ámbito; hay que ganar lo más que se pueda.
Mientras el ejemplar de Chevrolet tiene una figura suave y muy aerodinámica, el Shelby parece un monstruo. Es mucho más alto y con el cofre abultado; pareciera que el motor no cabe en el vano y aunque no luce tan aerodinámico, tiene una figura mucho más intimidante que su rival. Y es que para muchos, el Corvette C6 abandonó ese aire “americano” desde que sus faros ya no van ocultos en la carrocería y ahora tiene un aire de Ferrari; en general parece cada vez más “europeizado”, o al menos eso nos dicen sus comunicados de prensa que lo comparan con productos de marcas de Italia y Alemania… podemos adivinar cuáles, ¿no?
Por su parte el Shelby no es otra cosa que un Mustang con esteroides. Es, de hecho, el Mustang de producción más potente; 500 HP son una buena prueba de ello. Las diferencias de este pony-car con un Mustang “normal” son pocas pero sustanciosas. Para empezar los detalles como las fascias más prominentes, el mencionado cofre abultado, los rines y las clásicas franjas blancas a lo largo de la carrocería.

Los comentarios están cerrados