Conducir bajo los efectos de tu celular puede resultar peligroso!

Se ha comprobado que la principal causa de accidentes automovilísticos son las distracciones al manejar: en un 80% de los choques, sólo se necesitaron tres segundos de distracción para causar un accidente. Estos son los resultados de un estudio que se publicó en 2006 realizado por la Oficina Nacional de Seguridad de las Carreteras ( NHTSA). Las causas principales de distracción de los conductores resultaron ser, sin mucha sorpresa, el uso del teléfono celular y en segundo puesto, manejar cansado o mareado.
El Insurance Information Institute indica en una encuesta, que los adolescentes (el grupo que más usa los mensajes de texto de los celulares) consideran que enviar mensajes de texto por el teléfono celular es la mayor distracción al conducir.
De los adolescentes encuestados, un 37% dijo que el envío de mensajes de texto o texting, como se le dice en inglés, causa distracciones en mucha o extrema manera; un 20% de los entrevistados dijo que ellos se sentían distraídos por su estado emocional y un 19% respondió que tener en el auto amigos o pasajeros charlando era una distracción. Algunas de las recomendaciones que ofrece el I.I.I:
•Areglate en casa: El auto no es el baño de tu casa; aplicarse maquillaje, peinarse o verse al espejo distrae tu vista y concentración del camino.
•No comas ni bebas mientras manejas: Corres el riesgo innecesario de derramarte la comida encima, quemarte con el café o distraerte y causar un accidente.
•Que dejen un mensaje… Deja que la grabadora de tu teléfono celular tome el mensaje. Escucha tus mensajes y devuelve las llamadas cuando puedas estacionarte con seguridad.
•No marques números mientras conduces o, en el peor de los casos, usa un marcador automático, un dispositivo de reconocimiento de voz y preferiblemente un dispositivo de “manos libres”.
Tratar de hacer muchas cosas a la vez puede ser una señal de nuestros tiempos, pero manejar y hacer otras cosas simultáneas puede ser más de lo que nuestra habilidad nos permita. Recuerda la seguridad al manejar es muy importante: “Mas vale prevenir que lamentar”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *