Embarazo sano, bebé sano

Si no se puede afrontar el gasto de la visita a un médico existen organizaciones de servicios sociales que prestan estos servicios.
Controles. Un recién nacido debe ser atendido de inmediato. Los cuidados mensuales se realizan desde el mes hasta los seis meses, y luego dos veces anuales. Es importante que las madres realicen este control a los hijos, ya que muchas esperan las enfermedades para asistir a un médico, se necesita un asesoramiento para que un bebé crezca sano, comentó el pediatra Iván de la Torre.
VACUNAS. Además de los controles, las vacunas son primordiales en el crecimiento.
El Ministerio de Salud ofrece un listado de vacunas que la madre debe colocarle al niño. Para los recién nacidos se le coloca la vacuna BCG. Para los bebés de dos a seis meses es la vacuna Pentavalente. En el año es la vacuna Triple Viral. Aparte están las dedicadas a las enfermedades como el virus H1N1.
Vitaminas. Es muy importante entender que la mejor forma de reducir las posibilidades de que el bebé nazca con un defecto congénito es mediante el consumo de vitamina B. La cantidad y el momento de tomar esta vitamina es vital para su eficacia. Las mujeres durante el embarazo deben tomar 0.4 mg de ácido fólico diariamente.
Uno de los alimentos que aportan con ácido fólico es una porción de cereal con suplementos vitamínicos.
Leche materna. Una vez que el bebé nace, el método más eficaz para protegerlo de las enfermedades es la lactancia materna, mínimo hasta los seis meses de vida. Pero lamentablemente por una u otra razón a muchas mamás no les es posible hacerlo. En estos casos, una alternativa son las leches de fórmula, que contengan sustancias o nutrientes lo más parecidos a la leche materna.
Es aconsejable dar leche materna hasta el año ya que después pierden sus componentes.
Consejos. El ginecólogo José Cárdenas da consejos a las mujeres en gestación: deben ser disciplinadas en los controles, son 9 mínimo en el embarazo. En cada control se necesita un buen interrogatorio para descubrir molestias. La alimentación es fundamental en esta etapa, debe nutrirse, no engordar, para esto las verduras, frutas y legumbres son la mejor opción para una embarazada.
Antes del parto. Es necesario tener comunicación con el médico especialista, aprender las señales de alerta como contracciones y tener lista la pañalera del bebé y el bolso de la madre.
http://www.eldiario.com.ec/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *