Lamborghini Veneno, 50 años de la marca en Ginebra

Si cada vez que un cliente descontento con su coche hiciese lo que Ferruccio Elio Arturo Lamborghini en 1963, quién sabe qué tipo de vehículos tendríamos hoy en el mercado. Lo que empezó como un “cabreo” ante el desdén con el que “il Commendatore” le trató por su queja sobre un fallo persistente en su Ferrari, se culmina hoy en Ginebra con la presentación al público del Lamborghini Veneno.
El nombre proviene del toro que en 1914 acabó con el torero José Sánchez Rodríguez en Sanlúcar de Barrameda.
Su aspecto es aún más impresionante que el de un toro de lidia, similar al del coche de algún superhéroe o a un avión de combate invisible. El veneno “natural” más potente del mundo es la tetradotoxina, presente en el pez globo.
Es capaz de acabar con un hombre adulto en cuestión de minutos. El Lamborghini Veneno tarda mucho menos en acelerar de 0-100 km/h: 2,8 segundos, y alcanza los 355 km/h, pese a que su aerodinámica está más capacitada para evitar que despegue y enfriar los distintos componentes mecánicos que para avanzar contra el viento a esa velocidad. Parece más un caza invisible que un automóvil.
Para lograr esas cifras de prestaciones, el Lamborghini Veneno equipa el más moderno V12 de la historia de la marca, con 750 CV unidos a una de las cajas de cambio más rápidas del planeta. La transmisión ISR cuenta con 7 relaciones y 5 cartografías de funcionamiento.El peso es un enemigo a batir y en el Veneno se han empleado a fondo con la utilización de materiales ultraligeros, principalmente la fibra de carbono reforzada, llegando incluso a patentar nuevas fórmulas de materiales como el Forged Composite o el CarbonSkin.
Las espectaculares llantas de 20 y 21 pulgadas también se han fabricado para reducir los kilos al mínimo y, además, mejorar la refrigeración de unos enormes discos de freno cerámicos que tendrán un trabajo titánico con semejantes prestaciones. Con un peso de 1.450 kg, la relación peso/potencia de esta bestia es de 1,93 kg/CV, sencillamente asombrosa.
Cada una de las tres unidades fabricadas del Lamborghini Veneno tiene un precio de 3.000.000 de euros más impuestos, otra cifra de récord. Lo más increíble es que ya tienen dueño.
Muy pronto tendremos más detalles sobre el Lamborghini Veneno 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *