Leve reducción de remesas a Colombia pese a la crisis mundial

A pesar de la crisis económica que vivió Europa durante el año pasado –aún no termina- y de la poca generación de nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos; las economías de América Latina y El Caribe como grupo recibieron más dinero durante todo el 2012 por concepto de remesas, frente a lo que se registró en el 2011: US$ 61.300 millones, esto es “un incremento de US$ 300 millones, ó 0,6% con respecto al monto” del año pasado, relata el informe del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), del Banco Interamericano de Desarrollo.
El mismo documento detalla que “las tendencias de los flujos de remesas varían entre los países de América Latina y el Caribe. Las remesas a países de América del Sur y a México disminuyeron 1,1% y 1,6%, respectivamente, mientras que en los países del Caribe mostraron un crecimiento modesto y en las naciones centroamericanas experimentaron un aumento significativo de 6,5%. Este incremento contribuyó a compensar la disminución en los países más grandes, lo que permitió a la región en su conjunto terminar el año con un ligero crecimiento”.
Por países, Colombia recibió US$ 4.073 millones, una reducción de 2,3% frente a lo que había llegado en el 2011. La causa, para todos en general, fue la “crisis económica que enfrentan los países europeos. Durante los últimos cuatro años la participación de las remesas provenientes de Europa cayó en 8,9%, en especial las provenientes de España, que disminuyeron en 8,1%”. Una “tendencia que se mantuvo durante el 2012, cuando la participación de las remesas recibidas de los países europeos registró una caída del 4,8%, en su mayor parte de las provenientes de España”.
Asegura el Instituto Nacional de Estadísticas de España, país en donde aún reside el 15% de los migrantes de toda la región, que Ecuador es el país con mayor número de migrantes, con el 28% del total; seguido por Colombia y Bolivia, con el 19% y 11% respectivamente. Perú tiene el 10%. Los hombres migrantes latinoamericanos y del Caribe trabajan principalmente en los sectores de la construcción (27%) y servicios (54%), mientras que las mujeres migrantes están empleadas casi exclusivamente en el sector de servicios (94%), cuenta el BID.
A los colombianos les afectó la revaluación de la moneda, pues la cantidad de dólares que enviaban se vieron reducidos al hacer el cambio, teniendo en cuenta que se necesitaron menos pesos por cada dólar. “Por ejemplo, en el grupo de países suramericanos, se observó una pérdida de valor de las remesas del -4,4%, entre estos, los países andinos mostraron una pérdida aún más grande del -8,1%, especialmente por la apreciación de la moneda local de Colombia y Perú”.
http://www.elespectador.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *