Muere hombre que tuvo como de rehenes a tres niños en Nueva Jersey

El hombre murió luego de resultar herido durante un rescate emprendido por la Policía, que encontró
en la vivienda los cadáveres de una mujer y un joven de 13 años.

Un individuo fichado como delincuente sexual fue muerto a tiros el domingo después de encerrarse varios días con tres hijos de su pareja en una casa, donde la policía rescató a los rehenes y recuperó los cadáveres de la madre y otro hermano de las víctimas, dijeron las autoridades.
Los agentes ubicaron a Gerald Tyrone Murphy, de 38 años, en un dormitorio del piso superior; el individuo afirmó que estaba armado, tenía explosivos y mantenía con él a tres menores, dijo el fiscal del condado de Mercer, Joseph L. Bocchini hijo. Los agentes se retiraron de la vivienda y rescataron en el sótano a un joven de 19 años, quien dijo que no había visto a su madre o hermanos desde el 24 de abril.
Los agentes asaltaron la casa hacia las 3:45 a.m. del domingo después de advertir el deterioro del estado mental de Murphy; decidieron que era necesario ingresar para garantizar la supervivencia de los rehenes, dijo Fuentes. Un oficial disparó contra Murphy porque amenazaba a uno de los menores.
Murphy murió posteriormente en un hospital a causa de sus heridas. Ningún agente sufrió daño alguno durante la crisis ni durante la confrontación con Murphy.
“Se trataba de un asunto muy complejo, considerando el espacio y que había tres niños” , dijo Fuentes. “Nuestra misión en estas 37 horas era salvar vidas inocentes”, apuntó.
Las autoridades hallaron los cuerpos de Carmelita Stevens, de 44 años, y del hijo de 13 años de ésta en habitaciones distintas. El cadáver de la mujer estaba en avanzado estado de descomposición, y según la policía al parecer murió hace dos semanas. La Policía no indicó cuál de los dos cadáveres habían visto dentro de la casa el viernes en la tarde.
Tres de los hijos de Stevens _una mujer de 18 años, una adolescente de 16 y un niño de cuatro_ fueron rescatados y llevados a un centro médico para ser evaluados y atendidos. Murphy maltrató y golpeó a los rehenes, dijo Bocchini. Murphy y Stevens sostenían una relación desde hace unos meses y ambos vivían en la vivienda, dijo la policía. No era el padre de ninguno de los menores.
Las autoridades no hicieron conjeturas sobre los motivos de los hechos ni dijeron cómo murieron las víctimas, argumentando que la investigación estaba en marcha. Tampoco precisaron si encontraron bombas u otros artefactos explosivos en la vivienda.
La Policía dijo que Murphy tenía un largo historial delictivo incluyendo condenas por agresión premeditada y asociación delictuosa. Fue detenido con anterioridad por robo, tenencia ilícita de armas y poner en peligro a menores. También tenía una orden de arresto en Pensilvania porque no se había presentado para que lo ficharan como delincuente sexual.
http://www.elpais.com.co/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *