Obama visita las zonas afectadas en Oklahoma

Este domingo se celebra el funeral por las 24 víctimas en Moore bajo el lema ‘Oklahoma es Fuerte: Todos Juntos en la Fe’

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha querido ver de “primera mano” el desastre que dejó tras de si el tornado de categoría EF5- la más alta en la escala Fujita-, con dos kilómetros de diámetro y que se desplazó a más de 300 kilómetros por hora azontado el pasado lunes Moore, localidad situada a pocos kilómetros de Oklahoma City. En el suceso, 24 personas murieron, entre ellas 10 niños, más de 300 resultaron heridas y 12.000 viviendas resultaron dañadas y 1.200 destruidas. Al tornado, le bastaron 16 minutos para sembrar la devastación en esta población de poco más de 40.000 habitantes.
Obama ha salido de Washington minutos antes de las diez de la mañana para ser testigo de la catástrofe, reunirse con familias afectadas y equipos de rescate que participaron en las tareas de salvamento en este municipio y en otras zonas golpeadas por el paso del tornado. Tras un vuelo de tres horas, el presidente de Estados Unidos ha recorrido la zona devastada junto a la gobernadora del Estado de Oklahoma, Mary Fallin.
“Quiero agradecer su trabajo a la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, al alcalde de Moore, Graham Lewis y a todos los que llevan cooperando y ayudando desde el paso del tornado. Puedo decir que se ha cumplido el estándar Oklahoma: Siempre que ocurre un catástrofe de estas características, sus ciudadanos encuentran la manera de salir adelante”, ha seguido el mandatario.
“Lo que necesito del presidente es la capacidad de pasar por encima de la burocracia, de que los fondos de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) lleguen lo más pronto posible para que se acelere la recuperación que los ciudadanos necesitan tras el desastre”, ha demandado Fallin horas antes de la visita del mandatario en la CNN.
Las autoridades dieron por concluidas las labores de rescate el pasado jueves, por lo que los esfuerzos ahora se centran en recoger los escombros tras la fuerte tormenta que según el Departamento de Seguros de Oklahoma se estima que los daños pueden ascender a los 2.000 millones de dólares. “Podemos asegurar que el 98% de los supervivientes han sido encontrados”, dijeron las autoridades.
Janet Napolitano, Secretaria de Seguridad Nacional, se desplazó a la zona el pasado miércoles: “La fuerza y la resistencia de los habitantes de Oklahoma es impresionante, son un ejemplo para el resto de la nación”. Moore es una localidad sumida en el desastre, pero que intenta volver a la normalidad. La localidad decidió seguir adelante con las graduaciones planeadas antes del tornado de sus alumnos en último año de secundaria. Los eventos se celebraron en los institutos de Westmoore, Southmoore y Moore.
Muchos Estados del país son azotados con frecuencia por los tornados y otros fenómenos atmosféricos anualmente, pero Oklahoma se ha convertido en los últimos años en la zona central de estos desastres.
Oklahoma es el primero en desastres por tornados en EE UU y el tercero en lo referente a inundaciones, según señala los registros elaborados por el FEMA. El Estado está en una zona particularmente activa y peligrosa de la franja conocida como Callejón de Tornados, un grupo de Estados situados en la región central del país donde se producen un gran de tornados. En EE UU, ocurre el 75% de los tornados a nivel mundial.
http://internacional.elpais.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *